Guía Básica de Twitter


Twitter: 200 Millones de usuarios y 110 millones de Tweets diarios. Esta red social se ha convertido en una herramienta muy útil de marketing tanto personal como de negocios, así como una fuente de información en tiempo real. En esta guía te explico los conceptos básicos para usarla y sacarle el máximo provecho.

La principal característica de Twitter es que te permite publicar textos de hasta 140 caracteres. Puedes incluir fotografías, videos y links en tus publicaciones. A diferencia de Facebook, aquí la gente solamente puede acceder a tus publicaciones y a la información que has puesto en tu perfil (foto o avatar, nombre, pequeña biografía y página web).

¿QUÉ ES?
Twitter es una red de microblogging, que te permite publicar en muy pocas palabras el texto que desees. Como cualquier medio social, esto te abre muchas oportunidades de promover tu marca, producto o servicio.

CONCEPTOS BÁSICOS
Tweets. Estos son los mensajes que publicas, y pueden ser leídos por tus seguidores y cualquier personas que accede a tu perfil. Lo puedes limitar para que solamente los puedan ver los seguidores que tú hayas aprobado para que te sigan.

Seguidores. De forma estándar cualquier persona puede seguirte, sin necesidad que los autorices (aunque lo puedes limitar). Tus seguidores podrán leer tus publicaciones, y tu podrás enviarles mensajes directos o DM (Direct Messages). Las personas deciden seguirte, especialmente las que no conoces, en función de lo útil o interesante que encuentren los contenidos que publicas, por este motivo es importante que previamente tengas claro tu objetivo al usar twitter, y definas qué tipo de contenidos publicarás.

Siguiendo. Una de las cosas que más me gusta de Twitter es la posibilidad de seguir las publicaciones de todo tipo de personas, aun sin conocerlas personalmente. (si deseas puedes leer puedes leer mi artículo “20 Personas Interesantes a seguir en Twitter“). Estas personas recibirán un email diciendo que los sigues; y es posible que luego ellos decidan seguirte.

Listas. Puedes agrupar diferentes personas en diferentes listados. Estos pueden ser en base a temática, geografía, empresa u organización y cualquier otro criterio que te interese. De esta forma puedes consultar posteriormente tus listas para estar al día de cada tema que te interese. Esto te resultará especialmente útil a medida que vayas siguiendo más gente, ya que si estás siguiendo a 500 personas por ejemplo, puede ser complicado poder leer todos sus Tweets.

Hashtags (#). Como dije al principio Twitter se ha convertido en una fuente de información, que te permite seguir en tiempo real cualquier temática. Los Hashtags, que se indican por el símbolo de almohadilla (#) y luego se escribe el tema, permiten categorizar tus publicaciones, de forma que otras personas buscando entradas en twitter relacionadas a ese tema lo puedan leer. Esta es una excelente forma de incrementar tu visibilidad y reforzar tu marca, ya que te da visibilidad ante otros usuarios aún sin que estos te sigan. Esto te servirá para “escuchar” lo que se habla sobre tu empresa, producto y/o sector.

Retweets (RT). Esta función te permite compartir cualquier entrada que quieras compartir con tus seguidores. Cuando lo haces Twitter hace mención a la persona que estás citando, aunque también puedes editar el texto e incluir solo lo que te interesa. A medida que lo hagas, te encontrarás que las personas a las que has citado te empiezan a seguir y/o hacer retweet a entradas tuyas. La reciprocidad en la web 2.0 es algo muy extendido, y lo comprobarás a medida que vayas usando estas herramientas.

Buscador de Twitter. Esta red social también funciona como un motor de búsqueda, con la gran ventaja que los resultados que te da provienen de publicaciones de usuarios en tiempo real sobre el tema que te interesa. La dirección es http://search.twitter.com/

Búsquedas Guardadas. Si hay un tema que te interesa buscar con frecuencia, puedes usar las búsquedas guardadas para luego consultarlas cuando quieras. Una vez hayas hecho una búsqueda, solo tienes que hacer clic en “Guardar Búsqueda”.

Mensajes Directos (DM). Solo los puedes enviar a usuarios que te siguen, y son mensajes privados que sólo los puede ver el usuario al que lo envías y tú.

Responder a Tweets. Estos pueden ser vistos por todo el mundo que sigue a la persona a la que respondes y tus seguidores. Es importante tener cuidado en su uso, ya que en algunas ocasiones puede tratarse de información más privada y en esos casos es mejor usar los Mensajes Directos (DM).

Menciones. Puedes mencionar a cualquier usuario, usando el símbolo @ seguido del nombre del usuario. También puedes consultar en tu feed the Twitter las menciones que de ti se han hecho. El mencionar a otros usuarios te da más visibilidad ya que esa persona a la que mencionas lo verá. Una funcionalidad muy importante de las menciones es dar seguimiento a posibles quejas o comentarios que hagan usuarios de tus servicios o productos, (una aerolínea que detecta una queja de un viajero, un cliente que dice que ha encontrado una nueva funcionalidad para tu producto, etc.)

Favoritos. Si hay Tweets que te han gustado y los quieres guardar, lo puedes hacer marcándolos como Favoritos.

SOFTWARE
Además de acceder a tu cuenta de Twitter con cualquier navegador, puedes usar aplicaciones específicamente desarrolladas para esta red social. Yo te lo recomiendo, ya que la funcionalidad que ofrece la página web de Twitter es básica. Si quieres sacarle más provecho a tu cuenta, definitivamente necesitarás usar un programa para tu ordenador y/o tu Smartphone. A continuación te detallo algunos de los que conozco, que son totalmente gratuitos.

Tweetdeck. Está disponible de forma gratuita para Mac OS, iPhone, iPad y Android. Esto te permitirá acceder a tu página principal, busquedas, listas y favoritos, a través de paneles individuales que los configuras a tu gusto.

Twitter. La aplicación propia de la empresa es buena, y está disponible también para Mac OS, iPhone & iPad. La interfaz gráfica es muy agradable, y ofrece todas las funcionalidades de la web, de una forma más intuitiva.

Hootsuite. Esta aplicación está disponible únicamente para dispositivos móviles (iPhone, iPad, Blackberry y Android) y es la mejor de las que he probado. Te permite programar Tweets para ser publicados en un momento específico, te ofrece un acortador de links que después te permite ver estadísticas de clics de tus links. Además te permite consultar tu cuenta de Facebook y Foursquare. Te permite organizar la información por carpetas, y ya sea separándolos por red social o por feeds.

Si quieres aprender más sobre el funcionamiento y uso de Twitter, te recomiendo la página de soporte que la puedes encontrar aquí. También te recomiendo la página de soporte de Twitter para negocios, dónde encontrarás información sobre cómo usarlo para fines empresariales, la encontrarás aquí.

Advertisements

¿No tienes tiempo de leer? ¿Dónde encontrarlo?


Entre los motivos que la gente dice para no leer, el más común es la falta de tiempo. Sé que no es fácil encontrarlo, entre tantas obligaciones y cosas que consumen nuestro tiempo: el trabajo (aquí pasamos buena parte de nuestro tiempo), los hijos, la pareja, el resto de la familia, proyectos por hacer, las tareas del hogar, estudios y un largo etcétera.

Déjame decirte que es posible encontrar el tiempo para leer, y te sorprenderá ver que tienes más tiempo del que pensabas. Aquí algunas ideas:
Apaga la caja tonta. Si sustituyeras el tiempo que pasas frente al televisor, por tiempo de lectura leerías mucho más. Este es uno de los principales ladrones de tiempo hoy en día, y realmente no nos perdemos nada sin ella.
Aviones, trenes y transporte público. Si te toca viajar con cierta frecuencia, este es un momento ideal para ponerte al día con tu lectura. Aunque sea un vuelo corto de una hora, o un trayecto en autobús de 20 minutos, puedes avanzar muchísimos en estos pequeños momentos.
Salas de espera. Muchas veces tenemos que esperar mientras nos atiende el médico o nos llega nuestro turno para hacer algún trámite; aprovecha estos minutos en lugar de desperdiciarlos mirando el techo, o comentando con el de al lado cuánto tardan en atenderte.
Escucha libros en audio. Este es un formato muy poco usado en el mundo castellano parlante, mientras los anglosajones nos llevan años de ventaja en esto. Si dedicas 30 minutos cada día a escuchar un audio-libro, podrías acumular 130 horas de “lectura” en un año.
Ve a dormir un poco más tarde, o levántate más temprano. Esta es una opción que requiere un poco más de disciplina quizá, y muy efectiva. Te sorprenderá lo que podrás avanzar en tu lectura invirtiendo 15 minutos diarios, 5 días a la semana.
Lee mientras haces ejercicio. Si vas a un gimnasio, quizá tendrás ciertos reparos a leer en “público”, pero recuerda que se trata de invertir en tu persona, y en eso el qué dirán es algo que has de ignorar por completo. Si haces ejercicio en casa, no tienes excusa, toma un libro, revista o lo que sea y ponte a leer.
Aprovecha cualquier tiempo de espera. Si lo piensas bien, a lo largo del día tenemos muchos momentos en los que hemos de esperar o no podemos avanzar otras tareas, pues aprovéchalos leyendo.

Es importante que siempre lleves contigo material de lectura. A mi lo que mejor me funciona son los libros electrónicos, específicamente la aplicación de lectura Kindle de Amazon, ya que me permite acceder a mis libros a través de mi smartphone, iPad u ordenador, manteniendo sincronizado los puntos de lectura entre todos los dispositivos. Si prefieres el papel, lleva contigo siempre una revista y un libro, así podrás avanzar la lectura cuando se te presente cualquier oportunidad.

Recuerda, NO HAY EXCUSAS para no leer, y es una de las mejores cosas en las que puedes invertir tu tiempo.

Presentaciones 101


La semana pasada fui a una charla y fue un autentico aburrimiento. Entre otros motivos, por el pésimo uso del orador del powerpoint. Lastimosamente esto es algo que vemos con mucha frecuencia, y no es que yo esté exento de culpa, pero con el tiempo he ido aprendiendo algunas cosas que han hecho que mejore mis presentaciones.

Primero hemos de tener muy claro que el powerpoint o cualquier programa para presentaciones es una herramienta más y un complemento.

En segundo lugar las diapositivas NO SON LA PRESENTACIÓN. Por desgracia hoy en dia está tan extendida la practica de dar presentaciones basándose exclusivamente en las diapositivas, que se ha convertido en la norma.

Algunas recomendaciones para hacer presentaciones efectivas:
– Limita el número de las diapositivas a una por cada diez minutos.
– Enriquece el contenido con otras herramientas: video, música, hojas para leer, actividades prácticas.
– No leas las diapositivas cuando des la charla.
– Cuida las transiciones de las diapositivas, procura que tengan relación con la evolución de los temas que vas presentando.
– Ensaya tu presentación enfrente de algún amigo o colega.
– Empieza puntual.
– Utiliza la segunda pantalla para el presentador que te ofrecen los programas Microsoft Powerpoint o Apple Keynote.
– No distribuyas la presentación como si fuera el manual del participante. Esto dará la imagen que no has invertido tiempo en tu presentación y seguro que hay mucha más información que la que hay en las simples diapositivas que utilices.

LECTURA RECOMENDADA. El libro Presentation Zen de Garr Reynolds, es considerado uno de los libros esenciales en cuanto a presentaciones se refiere.

VIDEO RECOMENDADO. Para mí uno de los grandes maestros para hacer presentaciones es Steve Jobs el CEO de Apple. Jobs hace que sus presentaciones sean entretenidas, muy bien estructuradas y sumamente persuasivas. En la web de Apple pueden ver sus más recientes Keynotes, las encontrarán haciendo clic aquí.