Felicidad Interior Bruta (FIB) y no Producto Interior Bruto (PIB)


Esta mañana finalmente me he podido sentar 20 minutos a ver este video de TED de Chip Conley que tenía pendiente desde hace más de una semana. Se titula “Midiendo lo que hace que la vida valga la pena”. Ha sido un tiempo muy bien invertido.

Chip plantea un concepto que a primera vista puede parecer muy irreal. Dice que los países deberían medir la felicidad de sus ciudadanos, en lugar de preocuparse exclusivamente del Producto Interior Bruto (PIB).

Antes de descartar esta idea, pensemos con más detenimiento. El PIB mide una serie de variables económicas y materiales de un país pero, ¿el bienestar material y económico da la felicidad? Está claro que no. Hoy en día creemos que por tener más cosas seremos más felices, y al final nos damos cuenta que estas cosas no nos llenan como personas.

Chip Conley, después de releer la pirámide de necesidades de Maslow, la traspoló a la sociedad y a las organizaciones, obteniendo como resultado una pirámide con 3 niveles: Supervivencia, Éxito y Transformación.

Aparentemente y siguiendo el concepto creado por Abraham Maslow, una organización no puede plantearse satisfacer sus necesidades de transformación si no sobrevive. Sin embargo, las organizaciones que tienen una misión clara, motivadora y que genera valor a todo el entorno de infuencia de esa entidad, son las que producen los mejores resultados.

Si pensamos un poco más en profundidad sobre esto, todas las instituciones producen resultados a traves de las personas que la forman y con las que interactuan, por este motivo si éstos están motivados y dan lo mejor de ellos, los resultados serán muy superiores.

Recuerden, no son las cosas materiales lo más importante ni lo que nos dará la felicidad. Es muy fácil perder el horizonte y pensar que estas cosas son las que nos harán progresar y llevar una vida más plena. ¿cuántas personas en su lecho de muerte se arrepienten de no haber dedicado más tiempo a su trabajo?

Advertisements

Podemos volar como las aguilas….si así lo decidimos


Revisando mi lector de feeds encontré el video de Patrick Henry Hughes. Es un chico que nació ciego y sin poder caminar. También nació con el don de poder tocar el piano y la trompeta de una manera excepcional. Es asombroso ver la personalidad de esta persona, y la actitud frente a la vida que ha adoptado. En lugar de quedarse postrado en una cama lamentándose por todas las cosas que están mal en su vida y por sus carencias, se decidió a potenciar sus habilidades y dar lo mejor de sí mismo.

¿Cuántas veces nos quejamos de todas las cosas que están mal en nuestras vidas? Como humanos tendemos a buscar lo más fácil y lo más cómodo, que en muchos casos es echarle la culpa a factores externos a nosotros….vemos el vaso medio vacío. En lugar de eso, decidámonos a ser proactivos y a potenciar nuestras habilidades, sean muchas o muy pocas, !!!NO HAY EXCUSA!!!.

Nosotros, y solo nosotros podemos decidir volar muy alto como las águilas. Nuestros destinos son producto de nuestras decisiones y no del entorno.

Les invito a que vean el video siguiente sobre Patrick, y que les sirva de inspiración a ver siempre el vaso medio lleno.